domingo, 27 de junio de 2010

La preparación académica en el estudiante de Pedagogía

En agosto de 2007, tuve la oportunidad de ingresar a la Facultad de Filosofía y Letras en la Universidad Nacional Autónoma de México en la carrera de Pedagogía en aquel entonces sólo como Sistema Universidad Abierta ahora integrado con el sistema de Educación a Distancia (SUAyED). Debo confesar que la intención de tomar una preparación pedagógica obedeció a la necesidad de mejorar mi práctica docente. Muy lejos de la realidad,  el perfil de egresado de la carrera de Pedagogía que se imparte en la Facultad está orientado a la investigación y no a la práctica docente que aunque relacionadas, el alcance de la primera es más amplio integrando a la docencia como uno de los tantos campos de estudio de la Pedagogía. Ahora a poco tiempo de terminar y lo largo de casi cuatro años, es necesario reflexionar sobre la preparación del estudiante de pedagogía, aspecto fundamental en la práctica del futuro pedagogo como profesional de la educación; razón principal para escribir sobre ésto. Entonces, las preguntas clave para llegar a nuestro objetivo las cuales determinan los aspectos fundamentales que configuran el perfil del pedagogo, siendo lo mínimo que un aspirante debe asumir en su preparación, son:
  • ¿Cuáles son los conocimientos que un pedagogo egresado debe poseer?
  • ¿Qué habilidades requiere para afrontar los problemas educativos?
La Pedagogía es una área del saber donde confluctúan diversas disciplinas y ciencias, además de técnicas y metodologías por su doble naturaleza teórica y práctica. Eso implica que como una ciencia limítrofe, el pedagogo deba tener un conocimiento suficiente y necesario sobre estas áreas, no necesariamente en el mismo nivel de los profesionales que las integran pues entonces, se perdería la esencia de cada uno de ellos, aunque algunos logran sobrepasar esa línea con bastante éxito. A razón de ésto, el pedagogo desarrolla una capacidad de trabajo interdisciplinario, o así debería ser,  para encontrar diferencias y similitudes conceptuales entre estas áreas en favor a su objeto de estudio, la educación donde confluctúan saberes filosóficos, antropológicos, históricos, biológicos, económicos, políticos, psicológicos, sociológicos, tecnológicos, matemáticos, además de los provenientes de la misma construccion teórica de la Pedagogía, no exclusivos pues el desarrollo del ser humano adiciona nuevas formas de conocimiento y un ejemplo claro es la robótica, la nanotecnología y la bioingeniería que en principio no existe una clara relación con la educación todavía, pero que inevitable la tendrá pues se encuentra inmersa en todas las actividades humanas y con ésta, la Pedagogía como su campo de estudio. Un error, el más importante, sería descartar uno o más de estos saberes teniendo la falsa idea que dentro de las labores profesionales del pedagogo se prescindirán de tales conocimientos y habilidades como es el caso de las tecnologías de información y comunicación o la estadística y que producen una brecha significativa en la formación del estudiante de pedagogía trascendiendo hasta su vida profesional. Cada área que se tome con desdén disminuye su valor formativo y eso influirá en una posición en desventaja en diversos ámbitos laborales como académicos reduciendo en gran medida su cobertura profesional. Adicionalmente a estos conocimientos, cada uno de estos saberes se acercan de forma diferente a la realidad y por tanto, el pedagogo también deberá familiarizarse con los métodos y técnicas que las acompañan. Es una desventaja principalmente en la construcción del conocimiento pedagógico considerar un sólo método o técnica como la panacea que resolverá los problemas educativos de las sociedades, esta postura acorta la vista y al final, alta probabilidad de volverse dogmática. Tal es el caso del método científico de las ciencias prácticas u otras dentro de las mismas humanidades y aunque la Pedagogía es una ciencia práctica también es una ciencia humana, una ciencia humanística; por eso la importancia de no inclinarse hacia lo exclusivamente práctico y doméstico sino también en la construcción de conocimientos que ofrece una posibilidad de un desarrollo epistemológico que podría contribuir en una sinergia entre las dos perspectivas de la ciencia: factuales y humanísticas. Para ello, habrá necesariamente, lograr una verdadera completitud en la formación del estudiante de Pedagogía en las áreas mencionadas y por venir.

Las relaciones entre estos campos de estudio y a su vez, con la Pedagogía determinan una complejidad en varios niveles y dimensiones que, como tal, habrá que afrontar con urgencia pero sin prisa pues el tiempo actual tiene formas cambiantes a las cuales habrá que comprender no con la misma rapidez que se presentan pero si seguirlas de cerca; los fundamentos siguen un ritmo más lento corriendo el riesgo de perderlos en la vorágine de una necesidad individual presente. Precisamente, esto último es el problema de la Pedagogía y de otros campos de estudio: la imperiosa necesidad frente a la amorosa vocación.

3 comentarios:

  1. Una realidad inherente a lo que hoy representa nuestra pedagogía. Muchos por ahí habrán que quieran aportar su ladrillo de apoyo a ésta causa tan justa y que tanto necesitamos los mexicanos.
    Invito a que no se replieguen.

    ResponderEliminar
  2. Quisiera que me pudieras aclarar la idea referente a que es una ciencia limítrofe, ya que yo lo entendí como una limitante.
    Por otro lado es fundamental comprender la multidisciplinaria composición de la Pedagogía, y abordar la multiple faceta de problematicas inerentes en la educación de hoy en día, es fundamental ver tambien las diversa formas del pensamiento y tratar de compaginar, cada una de las visiones humanas, así como integras las ciencias facticas y las humanidades, enun concepto holistico.

    ResponderEliminar
  3. Saludos Josefina...

    Es un placer leerte. Aclarando el uso de la palabra limítrofe es bajo la acepción de adjetivo y no como sustantivo. En este último como bien dices, hace referencia a límites pero como adjetivo, la palabra tiene las acepciones estar contiguo o aledaño. En ese sentido, la Pedagogía es una ciencia que está contigua a las otras ciencias mencionadas anteriormente, "se tocan" entre ellas. Es en estas fronteras donde se genera conocimiento, una ventaja clara de la Pedagogía y que debe aprovecharse para una investigación epistemológica...

    ResponderEliminar

Gracias por su comentario.
En este blog, el administrador debe aprobar todos los comentarios que se publican, sin excepción. Si no es troll, leecher, fake, chater, usuario títere o no está publicando spam, él no tendrá problema en aprobarlo.

Creative Commons License
Ollin Tlatoa, Palabra en Movimiento por José Daniel Guerrero Gálvez está protegido bajo una licencia Creative Commons Atribución-No comercial-Licenciamiento Recíproco 2.5 México License.