domingo, 16 de agosto de 2015

El grave problema de perder el objetivo

En el ajedrez, al ser principiante, un error frecuente es la excesiva preocupación por la reina en detrimento al rey considerando que el resultado de cualquier partida es su captura. Este hecho, de perder o para ser más precisos, confundir el objetivo, se presenta en todas nuestras actividades. Como en el ajedrez, cuando se adquiere conciencia gradualmente del movimiento de las otras piezas a favor de una estrategia integral disminuye este problema hasta ajustarse al objetivo real: el jaque mate.

Para los que estamos aprendiendo a investigar, ocurre lo mismo que al principiante de ajedrez, perdemos el objetivo. Eso es un grave problema, particularmente para culminar un grado académico que confunde el fin real de una investigación frente a otros que construimos en nuestro imaginario, sin ninguna relación con indagar o describir sobre nuestra realidad, razón por qué se investiga.

Estos imaginarios pueden tomar muchas formas. Uno de estos, que se mencionó en el párrafo anterior, para el logro de un grado académico, el sustentante está más preocupado por esto que produce en la investigación una falta de rigor, argumentos débiles y en casos extremos pero reales, plagios. Con el mismo resultado se presenta con el trabajo en el momento que la oportunidad y urgencia por ocupar un puesto obliga al aprendiz de investigador a errar el objetivo.

La lista de imaginarios es grande, tanto que la posibilidad de categorizarlo más formal en una propuesta de investigación es posible debido a las circunstancias de cada uno de nosotros y considerando la naturaleza confesionaria del texto, mi "demonio de la procrastinación" se manifiesta en el miedo a publicar. He mostrado más preocupación por la publicación per se que implica una revisión entre pares que a la importancia del tema de la investigación, a pesar de la experiencia en artículos que he escrito en la Web.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario.
En este blog, el administrador debe aprobar todos los comentarios que se publican, sin excepción. Si no es troll, leecher, fake, chater, usuario títere o no está publicando spam, él no tendrá problema en aprobarlo.

Creative Commons License
Ollin Tlatoa, Palabra en Movimiento por José Daniel Guerrero Gálvez está protegido bajo una licencia Creative Commons Atribución-No comercial-Licenciamiento Recíproco 2.5 México License.