sábado, 20 de julio de 2013

De anteojeras y cenizas

Hace poco en una publicación en FB salió una palabra, de esas que uno conoce el objeto al que hace referencia pero nunca cómo se llama, me refiero a las anteojeras, winkers o blinders en inglés y que son las que colocan en los caballos para que sólo vean hacia el frente. No pude evitar relacionar este peculiar objeto cuando se utiliza como analogía en las relaciones de pareja.

A muchos les ha pasado y no dudo que conozcan a dos o más en esta situación; si no es así, me presento, yo lo viví. Sí, así es; hace muchos años me puse unos winkers, no veía más allá a pesar que mi sabia Madre me decía una y otra vez hasta que llegó el momento en que ya no dijo nada. Esta visión limitada no nos permite saber cuánto daño provocamos a nuestros seres queridos y el coraje que les producimos a otros tanto que prometen no cometer la misma equivocación pero al cabo del tiempo caen siguiendo aquella sabia frase popular que el pez por su propia boca muere.

Después de tantos años me toca vivir el otro lado del protagonismo y ahora entiendo el sufrimiento que produje a las personas cercanas a mí, a mi familia, principalmente a mi Madre que con su silencio después de sus advertencias esperaba una reacción. Afortunadamente así fue, una noche en que cayó ceniza del Popocatépetl, los winkers se me cayeron de regreso a casa; me sentía usado, como una escoba que cuando se necesita se busca y se hace uso de ella, en todos sentidos: moral, intelectual y económico. Ese día perdí muchísimas cosas (auto, seguros, trabajo, años de estudio, ahorros, inversiones, la lista es larga), pero recuperé mi dignidad.

En el presente mientras redacto estas palabras, tengo un nudo en mi garganta, lágrimas en mis ojos y diez dedos en mi cabeza porque el mismo sufrimiento que provoqué ahora lo observo muy cerca de mi volviéndome a mi propia miseria en aquellos tiempos...

Ya no puedo seguir escribiendo...

Original publicado en la biografía de José Daniel Guerrero Gálvez en Facebook el 6 de julio de 2013.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario.
En este blog, el administrador debe aprobar todos los comentarios que se publican, sin excepción. Si no es troll, leecher, fake, chater, usuario títere o no está publicando spam, él no tendrá problema en aprobarlo.

Creative Commons License
Ollin Tlatoa, Palabra en Movimiento por José Daniel Guerrero Gálvez está protegido bajo una licencia Creative Commons Atribución-No comercial-Licenciamiento Recíproco 2.5 México License.