martes, 22 de abril de 2008

Un recorrido por The Nomadic Museum. Exposición Ashes and Snow de Gregory Colbert

Había escuchado de la llegada de la exposición Ashes and Snow por mi esposa, tiempo atrás cuando recién tenía poco de haberse instalado en el Zócalo de la Ciudad de México pero no fue hasta que en clase de la materia de comunicación educativa en la facultad, la maestra nos asigna la tarea de asistir a esta exposición y presentar un reporte. Confesaré que mi interés por la exposición fue nula hasta después de mi visita al The Nomadic Museum, sólo hasta entonces comprendí la necesidad de replantear el interés en un análisis crítico desde el punto de vista educativo hacia estas exposiciones producidas a nivel mundial como un fenómeno propio de nuestras sociedades pero sin dejar de lado a los museos nacionales que requieren, como profesionales de la educación, también de nuestra atención. Particularmente este reporte tiene como fin describir de manera general al The Nomadic Museum y su relación con el contenido de la exposición Ashes and Snow.

La vista del museo en el espacio del Zócalo de la Ciudad de México es impresionante, ahora con la posibilidad de calles que no se encuentran invadidas por comercio ambulante, The Nomadic Museum resalta como un edificio más de la Ciudad de los Palacios como en algún tiempo se le llamó a nuestra ciudad. La arquitectura del edificio construida con bambúes y material reciclado nos permite ver no sólo un edificio sino más como un santuario que alberga un gran tesoro. Según información del museo a través de su página de Internet, The Nomadic Museum fue construido para albergar particularmente a la exposición Ashes and Snow pues se presentaba un problema en la instalación de la exposición en museos ya edificados con respecto a la luz, esto porque el principal elemento expositivo es la sensación visual y física del entorno, un elemento necesario para transmitir el mensaje del artista Gregory Colbert. El olor a bambú, la sensación húmeda producida por el agua y el olor de ésta con la madera, las piedras y la tela nos ofrece sensaciones de respeto y misticismo necesarias para una preparación del visitante que da tintes de iniciación al interior del museo.

La entrada al museo se realiza a través de un pasillo largo que invita al visitante a recorrerlo con paciencia sintiendo las sensaciones producidas por los materiales con que está construido el museo siendo testigos de este pequeño viaje místico, las imágenes de seres humanos y animales en perfecta armonía. Éste es el primer acercamiento al mensaje que el artista desea transmitir a su público. En la medida que se avanza por el pasillo, al fondo se muestra un película de tipo haikú, por su corta duración y que confirma esa armonía presentida dentro del museo a través del pasillo y previo al teatro del museo. Dentro de éste, como un santuario, muestra al fondo y en alto una película con imágenes color sepia y ocre que invitan a no perder detalle de los movimientos de seres humanos y animales envueltos en melodías sutiles que invitan a la reflexión en lugar de la contemplación. Uno pierde la noción de tiempo y espacio pues la imágenes nos llevan a un marco más espiritual y reflexivo a lo que no estamos acostumbrados a vivir en los centros urbanos.

La idea del Gregory Colbert a razón de la exposición Ashes and Snow era, con sus propias palabras: “... explorar la relación entre el hombre y los animales desde dentro hacia fuera”.[1] Pero no sólo a explorado, su intención ha trascendido no sólo en una relación del ser humano con la naturaleza sino en una propuesta más profunda: una reflexión que nos lleva a repensar en esta relación que actualmente se encuentra pérdida entre una jungla de asfalto donde el ser humano pierde todo contacto de sus orígenes con la naturaleza o más bien con su propia naturaleza inmersa en un entorno artificial y no vivo. Para lograr esta reflexión, el artista lo muestra a través de una comunicación gráfica en donde las sensaciones se ven potenciadas por los olores pero principalmente por los colores sepia y ocre que domina la exposición pues son éstos los que nos trasladan a nuestro origen natural, la tierra y el mar donde se ha originado las especies y toman su alimento, siempre presente el mensaje que Gregory Colbert nos desea mostrar para su reflexión ofreciéndonos una sola idea: permitirnos retomar lo vivo en armonía para no ahogarnos en una vida artificial.

[1] Ashes and Snow. Visión de Gregory Colbert – Biografía. [En línea]. sf. Disponible en: http://www.ashesandsnow.org/es/vision/biography.php. [Consulta: Abril 20, 2007].

Bibliografía

Ashes and Snow. Gregory Colbert. [En línea]. sf. Disponible en: http://www.ashesandsnow.org/. [Consulta: Abril 20, 2007].

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario.
En este blog, el administrador debe aprobar todos los comentarios que se publican, sin excepción. Si no es troll, leecher, fake, chater, usuario títere o no está publicando spam, él no tendrá problema en aprobarlo.

Creative Commons License
Ollin Tlatoa, Palabra en Movimiento por José Daniel Guerrero Gálvez está protegido bajo una licencia Creative Commons Atribución-No comercial-Licenciamiento Recíproco 2.5 México License.