miércoles, 24 de noviembre de 2004

Como quiso verla...

Su mano temblorosa apenas sostenía la lámpara que apenas alumbraba debilmente el pasillo. Su respiración agitada parecía un resoplido ansioso, desmedido, intolerable. Sabía que pronto la encontraría, era inevitable aún sabiendo del encuentro, el miedo lo invadía. Sus piernas entumidas por el frío de aquel lugar y su mano nerviosa hacia danzar la luz de la lámpara por cada rincón del pasillo haciendo de él una imagen grotesca, dalilesca.


Una corriente de aire lo sorprende estremeciendo su cuerpo lánguido traicionando sus sentidos con sonidos imaginarios y oscuras sombras que le reclaman el precio de su existencia. Se detiene al sentir como la sangre helada recorre su espalda, voltea lentamente mientras la luz de la lámpara recorre una túnica negra, raída dejando ver un rostro descarnado mostrando esos dientes de irónica sonrisa. Sus ojos se abrieron al verla, la lámpara resbaló de su mano y mientras caía se oyó el zumbido de metal que corta el aire al blandirse. Por fin, él pudo ver a la Muerte como quiso verla...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario.
En este blog, el administrador debe aprobar todos los comentarios que se publican, sin excepción. Si no es troll, leecher, fake, chater, usuario títere o no está publicando spam, él no tendrá problema en aprobarlo.

Creative Commons License
Ollin Tlatoa, Palabra en Movimiento por José Daniel Guerrero Gálvez está protegido bajo una licencia Creative Commons Atribución-No comercial-Licenciamiento Recíproco 2.5 México License.